We've updated our Terms of Use. You can review the changes here.

Ventanas Borrachas

by Nelson Poblete

/
  • Streaming + Download

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    Purchasable with gift card

      £7 GBP  or more

     

  • Compact Disc (CD) + Digital Album

    Comes in a simple but unique plastic case, the cd has a blank label, where the author has handwritten his name and the album title, which means that each cd is unique.

    Includes unlimited streaming of Ventanas Borrachas via the free Bandcamp app, plus high-quality download in MP3, FLAC and more.
    ships out within 5 days

      £10 GBP or more 

     

  • Full Digital Discography

    Get all 11 Nelson Poblete releases available on Bandcamp and save 35%.

    Includes unlimited streaming via the free Bandcamp app, plus high-quality downloads of Plomo en las Alas (Du Plomb dans les Ailes), Nomadic Book of Folk Songs, Los Sombreros del Otoño. Pablo Neruda en Música, Folk Songs, Nelson Poblete & DEL TIRÓN Green Band, Gaviotas del Desierto, NELSON POBLETE & RICKY ARAIZA Live in Narbonne, Palabras de Papel, and 3 more. , and , .

    Purchasable with gift card

      £48.10 GBP or more (35% OFF)

     

1.
Era por la noche y se vio caer Con una gran piedra amarrada a los pies. Allí terminaron todos sus temores, A manos de dos gigantescos matones. Comenzaba el invierno en la fría ciudad Y del trabajo lo echaron sin avisar; Su mujer le dijo: “me largo de aquí, Creo que hay una vida mejor para mí”. Un amigo abogado un día le llamó, Y un interesante negocio le ofreció. Al considerar su triste situación, Ya no tengo nada que perder pensó. Una empresa endeudada en algunos millones No podía responder a sus acreedores. Pusieron su firma en los papeles para Que los peces gordos no dieran la cara. El hombre de paja por un sueldo al mes Les decía a todos, “de esto, yo no se”. A su casa a menudo le iban a entregar Citaciones la policía judicial. Pero un día los que a su puerta golpearon, En una furgoneta se lo llevaron A una nave industrial en un muelle cercano En donde le ataron los pies y las manos. Ellos le decían “¿Nos vas a pagar?” Hasta que se aburrieron de tanto golpear. Después de cortarle con una navaja Se dieron cuenta que solo era un hombre de paja. El hombre de paja por un sueldo al mes Les decía a todos, “de esto, yo no se”.
2.
Como aquel viento que viene subiendo Cruzando por el mar Tengo mis alas de plumas de cuervo, Para empezar a volar. Renuncio al cielo y también al infierno Quiero la tierra mojada, Las hojas secas que barre el invierno En las frías madrugadas. Mañana parto, voy de puerto en puerto Por mares desconocidos, No me interesa llorar a los muertos, Pues ellos ya se han dormido. Yo quiero ser como el aire del cerro Que llega por la mañana, Como el rocío, el ladrido del perro Que cruza puertas cerradas. Cuando el sol muera tras de las montañas Y se sumerja en el mar, Enterraré mi pasado en la playa Pues no lo puedo llevar. Mañana parto, voy de puerto en puerto Por mares desconocidos, No me interesa llorar a los muertos, Pues ellos ya se han dormido. Como aquel viento que viene subiendo Cruzando por el mar Tengo mis alas de plumas de cuervo, Para empezar a volar.
3.
La lluvia golpea las ventanas, Borrachas de beber tantos inviernos, Y crujen los tejados en la noche Apretando sus dientes al silencio. Y ya había dejado de pensarte, De perseguir tus pasos trasnochados, De acordarme que existen los fantasmas, Y sus rostros se me habían olvidado. Al horizonte negro del olvido Me voy como un sonámbulo dormido, Aburrido de tanto despertarse; Y volveré a los brazos de la niebla, A las calles que rugen de nostalgia Y al invierno que vino ahora a quedarse. Hoy he creído verte entre la lluvia, Por un pequeño instante solamente, Sería un espejismo del recuerdo, O es que quizá también la lluvia miente. Y ya había dejado de pensarte, De perseguir tus pasos trasnochados, De acordarme que existen los fantasmas Y sus rostros se me habían olvidado. Al horizonte negro del olvido Me voy como un sonámbulo dormido, Aburrido de tanto despertarse; Y volveré a los brazos de la niebla, A las calles que rugen de nostalgia Y al invierno que vino ahora a quedarse. La lluvia golpea las ventanas, Borrachas de beber tantos inviernos.
4.
Cuando tu mirada sea Tierra que se expande, Paisaje de mil balcones, Yo vendré a buscarte. Y después de vivir muchas Noches de guitarra, Me olvidaré para siempre De soltar amarras. Porque los destinos cruzan Mares inclementes Y llegan por todas partes Gaviotas celestes. Porque los destinos hablan De casualidades Y en ningún lugar se han dicho Todas las verdades. Los gorriones de tus manos Alzarán el vuelo Y me dormiré en las ramas Dulces de tu pelo. Porque aunque nada se diga Ya todo se sabe Y en mi bahía cerrada Quemaré mis naves. Porque los destinos cruzan Mares inclementes Y llegan por todas partes Gaviotas celestes. Porque los destinos hablan De casualidades Y en ningún lugar se han dicho Todas las verdades. Cuando tu mirada sea Tierra que se expande, Paisaje de mil balcones, Yo vendré a buscarte.
5.
6.
Es media noche en un banco En la plaza Sanllehy, La luna llena recuerda Un resplandor carmesí Es media noche en un banco En la plaza Sanllehy. Un hombre lobo se esconde De las miradas humanas, En su peludo semblante Han florecido las canas Un hombre lobo se esconde De las miradas humanas. Un gato negro se cruza Por los pies de la ciudad, Todo lo que ahora es mentira Antes pudo ser verdad La plaza Sanllehy susurra Una tonada anarquista, Y la luna llena grita: ¡Vivan los sindicalistas! La plaza Sanllehy susurra Una tonada anarquista. Los fantasmas de la guerra Descubren que son hermanos Y la luna llena grita: ¡Vivan los republicanos! Los fantasmas de la guerra Descubren que son hermanos. Un gato negro se cruza Por los pies de la ciudad, Todo lo que ahora es mentira Antes pudo ser verdad La luna llena recorre Las calles de Barcelona Y captura los secretos De alguna muchacha sola La luna llena recorre Las calles de Barcelona. La plaza Sanllehy recibe los Primeros rayos del sol Y un hombre lobo comienza A entonar una canción, A entonar una canción, A entonar esta canción.
7.
Van andando los relojes Sin moverse de la mesa Y se tragan las ciudades Que se mueren de tristeza. En blanco y negro quedaron Las canciones de Gardel, Hay quienes no les importa No tener dónde volver. El viento no se detiene, Nunca dice a dónde va, Tampoco de dónde viene. Como un velero desierto Volveré, pero jamás Tendrán ya mis velas viento. Soñando con otras tierras Vuelan las palomas grises Y un incendio de paisajes Son sus ojos infelices. El viento barre las calles Con sus pisadas perdidas, Donde duerme mi guitarra Allí tengo mi guarida. El viento no se detiene, Nunca dice a dónde va, Tampoco de dónde viene. Como un velero desierto Volveré, pero jamás Tendrán ya mis velas viento.
8.
En aquel tiempo había en un circo ambulante Uno que todo tragaba por detrás y por delante. Por mucho que yo les cuente, por mucho que yo les hable, No podrán imaginar al increíble tragasables. El circo se montó a las afueras de un barrio Y la función de esa noche se anunciaba por la radio. La carpa quedó instalada al lado de un basural, Donde unas enormes ratas tenían allí su hogar. Pasen a ver, pasen a ver nuestro número estelar, El tragasables se traga un sable descomunal. Como todo en la vida de aquel hombre discreto, El tragasables tenía un romance secreto Con la mujer barbuda, que era tan decadente Como el payaso borracho que le robaba a la gente. La mujer barbuda era un transexual que tenía Por transformarse en mujer, una enorme fantasía. Rellenó con silicona ahorrando algún dinero Sus ahora grandes tetas y su peludo trasero. Pasen a ver, pasen a ver nuestro número estelar, El tragasables se traga un sable descomunal. Las imagen de esa señora no era nada convincente Pues los pelos le seguían creciendo descaradamente Y nunca pudo vestir por su pene de luto Y aún conservaba intacto su viril atributo. Y por eso al tragasables le llamaban así, Dentro del escenario, como fuera de allí. Y un buen día el tragasables descubrió con horror Al travestí que amaba en los brazos de otro amor. Pasen a ver, pasen a ver nuestro número estelar, El tragasables se traga un sable descomunal. El circo inauguraba esa noche la función Con la puesta en escena de un dudoso león Que por melena usaba a falta de otra cosa Una peluca rubia, gastada, de alguna moza. Y enfrentándose a la fiera un valiente domador Que mareaba a los niños con su tufo de alcohol; Fustigaba con el látigo a ese puma fiero Y hacía que la peluca le quedara de babero. Pasen a ver, pasen a ver nuestro número estelar, El tragasables se traga un sable descomunal. Y así llegó el momento del número estelar, El tragasables causaba una expectación general; Pues su arte lo aprendió, según solía contar De un fakir jubilado cerca de Afganistán. Sacó el sable de una funda de piel de serpiente, Mientras todos le observaban como a alguien que miente. Y en ese instante las luces se atenuaron de pronto Y el público pasó de estar escéptico a absorto. Aquel sable se veía mucho más grande que él Y lo increíble era que a él le pudiera caber; Entonces el tragasables musitando una canción, Ante todos, lentamente, se atravesó el corazón. Pasen a ver, pasen a ver nuestro número estelar, El tragasables se traga un sable descomunal.
9.
En el reino de los gatos La lluvia empieza a caer, Dicen que cuando alguien entra No sabe cómo volver. En el reino de los gatos Los grises ladrillos son Puertas a patios secretos Si uno entona una canción. Aquí vivo yo En un mundo Que desapareció. Si quieres venir Te doy una llave Para cuando te quieras ir. El idioma del invierno Lo aprenden nuestros sentidos; Los gatos son soberanos De un viejo reino perdido. Aquí vivo yo En un mundo Que desapareció. Si quieres venir Te doy una llave Para cuando te quieras ir.
10.
La casa de mis abuelos Es blanca y tiene Un jardín que florece En cada primavera Y que adentro mío crece, Allí donde Cada tarde me esperan. Antes, cuando niño, Boquiabierto, Sentado en la cocina Escuchaba al viejo aventurero Sacar historias De adentro de su sombrero, Mientras mi abuelo cuenta, Sus fantasmas Van entrando por la puerta. Los viejos personajes Me hacían un guiño Y me invitaban A entrar en sus parajes. Dentro de esa piel vivía Un joven corazón en rebeldía. Los verdes bosques del sur, La lluvia eterna cayendo en la memoria, los bandoleros se pierden en cada historia cabalgando por ocultos senderos, mientras mi abuelo cuenta, mi abuela dice que él todo se lo inventa. Mi abuela recordaba Que cuando se casaron Los botes del río se iluminaron, Dentro de esa piel vivía Una muchacha enamorada todavía. La casa de mis abuelos Es blanca y tiene Un jardín que florece En cada primavera Y que adentro mío crece, Allí donde ellos siempre me esperan. Los viejos personajes Me hacían un guiño Y me invitaban A entrar en sus parajes, Dentro de esa piel vivían Dos jóvenes amantes todavía.
11.
Una oscura neblina Vuela una golondrina sobre el Puente del Diablo. Traen al prisionero, Un pirata, un guerrillero Ante un verdugo macabro. En el Puente del Diablo. Cabezas de rebeldes Rodando por el puente En un tiempo, en un lugar, Lo verdugos ahora Visten más a la moda Y te impiden pensar, En el puente del Diablo. Las aguas han pasado Bajo el puente del Diablo, Pero nada ha cambiado, Ya sabes de lo que te hablo. En el puente del Diablo. Un pirata camina Sin cabeza y nos mira Con su alma rebelde Y su sangre ha quedado Desafiando al pasado En las maderas del puente, Del Puente del Diablo.
12.
Cuánta agua irá a pasar Debajo de mi puente Hasta que ya no deba pensar Que tengo mala suerte. Cuántas máscaras debo comprar Para no tener miedo, Y en qué tono debo pronunciar Para decir “no puedo”, Cuántas frases tengo que mentir Para creer en mí mismo, Y ya no sé si debo seguir Soñando el socialismo. Sólo soy Un barco en medio del mar, Una gaviota que no vuelve Nunca más. Siempre me pongo a pensar Frente al mar de mis dudas Si me basta solo con llegar Con las manos desnudas, Ojalá que no encuentre jamás Lo que ando buscando, Viajar siempre me ha gustado más Que cuando voy llegando. Soy como un fantasma viejo que Ya no tiene cadenas Que arrastrar al paso de sus pies Para llorar de pena. Sólo soy Un barco en medio del mar, Una gaviota que no vuelve Nunca más.
13.
De mon pays me reste une lumière Comme une danse d’abeilles Qui chante encore dans ma memoire, De mon pays me reste un bruit de chaines Ou quelque cri de haine Qui sort de son historie. De mon pays me manque la nature, L’allure de la lune Que brille sur la baie, De mon pays me manque a tristesse Que quelquefois se blesse Derrière la liberté De mon pays me reste une feblesse, Que comme une caresse Touche tous mes souvenirs, De mon pays me reste une musique Que sans arrêter fabrique Des paysages dans la nuit De mon pays me manque cette aromme De jasmin que couronne La nuit de mois de abril, De mon pays me manque une fenêtre Por regarde peut-être Mes outres souvenirs. De mon pays me reste la certitude Qu’un très joli prèlude Ne chanterá pas dans mes éscrits De mon pays me reste l’histoire lointaine A savoir que la peine construit cette mèlodie. De mon pays me manque quelques femmes Qui regnen sûr mon âme Et qui m’ont oublié De mon pays me manque mon enfance, Le temps de l’esperance De revoir mon pays.

about

Grabado en Barcelona en diciembre de 2006, bajo la producción musical de Santi Noriega. Editado por Batiendo Records, en 2007.

credits

released June 1, 2007

Producción: Santi Noriega
Letra y Música: Nelson Poblete
Guitarra y voz Nelson Poblete
Guitarra acústica, Mandolina, Banjo, Dobro, Guitarra Eléctrica: Ricky Araiza
Sello: Batiendo Records. 2007

license

all rights reserved

tags

about

Nelson Poblete UK

Nelson Poblete. Autor, compositor e intérprete. Ha realizado la casi totalidad de su carrera artística en Barcelona, y ha ganado varios premios en festivales. Vive en Manchester, y realiza conciertos en diferentes países de Europa tocando las canciones de su repertorio. Suele presentar su trabajo en solitario, acompañado de una guitarra acústica, y junto al norteamericano Ricky Araiza. ... more

contact / help

Contact Nelson Poblete

Streaming and
Download help

Redeem code

Report this album or account

If you like Nelson Poblete, you may also like: